La sobrepoblación es una condición en que la densidad de la población se amplía a un límite que provoca un empeoramiento del entorno, una disminución en la calidad de vida, o un desplome de la población. Generalmente este término se refiere a la relación entre la población humana y el medio ambiente. La superpoblación puede resultar del incremento de nacimientos, una disminución de la mortalidad debido a los avances médicos, un aumento de la inmigración o por un bioma insostenible y agotamiento de recursos. Es posible que en áreas de escasa densidad de población se dé la superpoblación, porque el área en cuestión no puede sostener la vida humana (ejem: Sahara) En el marco global del planeta tierra ésta no se ha producido hasta el momento por el mejor aprovechamiento de los recursos gracias a la tecnología. Actualmente somos más de 6.000 millones de habitantes en el planeta. Sin embargo, solo el 16% de la población tiene la tecnología suficiente para contaminar.

COMO SOLUCIONAR EL PROBLEMA

Esto no sólo inmediatamente producirá a su vez más problemas de hambre, falta de fuentes energéticas, de medicamentos, de espacio, problemas económicos, etc., sino que estos descendientes también contribuyen a su vez al problema de la sobrepoblación de la Tierra: en cuanto alcanzan su madurez sexual, ellos a su vez generan incontroladamente nuevos descendientes – y así nuevamente se procrean nuevos seres aún en mayores cantidades. Cada vez más y más rápidamente y en muy corto tiempo la Tierra se sobrepobla aún más; y contábamos en el año de 1978 con 4 mil millones de habitantes en la Tierra, entonces ya serán en el año 2000 al rededor de 7 mil millones, etc. Debido a este continuo e incesante crecimiento de la sobrepoblación, todos los demás problemas crecen de manera desmesurada y se hacen más diversos. Son estos problemas, de los que nadie se salva, los que afectan la vida misma de los seres humanos, como también la vida del planeta, su flora y su fauna. Así como las degeneraciones de los seres humanos aumentan continuamente, así se degenerará igualmente en las próximas décadas el planeta mismo y la naturaleza. Ya sólo la amenazante destrucción de la capa de ozono causada por el hombre trae insospechado sufrimiento para toda la Tierra y para toda vida, como también lo está generando la propagación de la inmunodeficiencia.
Nuestros nietos se enfrentan a una escasez de recursos que seguramente provocara hambrunas, guerras, etc. Nosotros actualmente no tenemos problema, pero en el futuro definitivamente pondrá a la civilización en jaque.
La sobrepoblación es un problema real y sin una solución aparente. Pues las técnicas de control natal si bien frenan el incremento desmedido de la población, no lo detienen y obviamente no lo revierten. La población aumenta en los países de Tercer Mundo, que son justamente los que menos frente pueden hacer a la sobrepoblación.
Esto genera un descenso en la calidad de vida promedio del hombre.
Cada vez más personas y habitando lugares más pobres.
Y el dato más alarmante lo constituye el número de hectáreas cultivables por habitante mundial. Este índice decrece a pasos agigantados cada año.
Sería deber inaudible de la ONU tomar cartas en el asunto.

Advertisements